Iluminación LED para el sector Food

Una frescura que se puede ver. Los requisitos de la presentación de los alimentos son tan versátiles como los mismos productos, y siempre requieren amplios conocimientos para el manejo de la luz. La exigencia de la luz siempre es la misma: la mercancía debe tener un aspecto auténtico y apetitoso. La variedad de colores requiere una excelente reproducción cromática, y a través de la reducida disipación térmica se conserva la frescura.

Si quiere presentar la fruta y la verdura recién recogida, fresca y mimada por el sol, si en el mostrador quiere reproducir el color auténtico de la carne o si, a través de un espectro de luz que refuerza el tono pardo dorado, quiere despertar el apetito por el pan crujiente: los proyectores LED puntuales como el Stratus Vario o el Taro disponen de tres espectros de luz especiales para poner en escena los productos de forma profesional.