Directamente al lado de la estación central de trenes de Stuttgart, se alza un nuevo emblema de la capital del estado federado. Para este lugar especial donde se une los medios tradicionales y los medios digitales formando la biblioteca del siglo XXI, el arquitecto surcoreano Eun Youn Yi diseñó un edificio con un lenguaje formal claro y reducido.

InforUn vistazo al emplazamiento urbano especial explicita que en la zona de construcción A1 del proyecto multimillonario Stuttgart 21 solamente un símbolo arquitectónico fuerte podía subsistir a los enormes complejos de oficinas y comercios que se alzan en su directa proximidad.

Como centro del nuevo complejo, el edificio cúbico de la nueva biblioteca municipal tenía el papel de desarrollar una fuerza de atracción cultural. Que a pesar de esos requisitos, no se realizara ninguna arquitectura colorida y espectacular, sino un diseño claro y reducido, debe atribuirse al arquitecto responsable Eun Youn Yi.

En su diseño cuentan los valores interiores: La fachada rigurosamente reticulada de hormigón y elementos de cristal aporta un aspecto hermético e introvertido al edificio, pero en el interior se descubre al visitante una versatilidad espacial impresionante.

Las áreas centrales de la biblioteca municipal están formadas por tres salas principales axialmente simétricas: el "foro", una sala cúbica denominada "corazón" en el nivel de entrada, así como una sala de lectura que se alza del quinto al noveno piso en forma de una pirámide escalonada invertida. Estos tres volúmenes representan las ideas elementales de una arquitectura moderna de la biblioteca: información, contemplación y comunicación.

Alrededor de los espacios centrales se agrupan las zonas funcionales y las áreas de acceso que, a su vez, están rodeadas de las zonas de trabajo y de comunicación. Con las galerías circundantes del nivel interior de la fachada, la disposición concéntrica de las funciones llega a su fin creativo.

Ofrecen a todos los usuarios de la biblioteca la posibilidad de echar un vistazo a su alrededor en transformación constante y, al mismo tiempo, observar un nuevo barrio en construcción. Al mismo tiempo, la vista forma un contraste interesante con el diseño monocromo del interior.

Sus tonos azules y grises solamente son interrumpidos por los colores de los lomos de los libros. Una combinación efectiva que demuestra el valor social especial de los medios informativos físicos que son los libros, incluso frente a los 200 puestos de trabajo asistidos por ordenador.

La exigencia del nuevo concepto de uso de transmitir activamente el saber y no guardarlo detrás de unos muros altos, se ve especialmente claro por la noche: Las 600 luminarias empotradas en la fachada bañan la biblioteca en una luz azul brillante y la convierten en el emblema bien visible de la capital del estado federado de Baden-Wurtemberg.

Como también en el interior de la biblioteca la iluminación juega un papel importante, los arquitectos, los ingenieros que planearon la iluminación y los especialistas de TRILUX colaboraron desde el principio. Y el resultado convence: suficientemente luminosa, pero sin deslumbramiento, la luminaria especial del tipo 3912 RWV permite a los usuarios de la biblioteca municipal un trabajo concentrado durante varias horas.

El núcleo del concepto de iluminación es la digital addressable lighting interface (DALI). Esta interface estandarizada y digital garantiza que en cualquier lugar y en cualquier momento esté disponible una iluminación óptima.