Veinte años atrás, el Medienhafen de Dusseldorf era nada menos que un barrio innovador y moderno con futuro. Entonces dominaban la imagen del puerto interior los terrenos baldíos del tráfico industrial y comercial llenos de grúas, silos y almacenes. Tras una conversión total, ahora el área está caracterizada por una arquitectura contemporánea y empresas modernas del sector creativo.