Iluminación para almacenes

Los almacenes son un mundo aparte: unas naves grandes sin ventanas con estanterías altas y pasillos relativamente estrechos donde los empleados deben moverse de forma rápida y segura. La solución de iluminación idónea para ello son las luminarias potentes de larga vida útil con una óptica de distribución intensiva o de distribución extensiva e intensiva, junto con un deslumbramiento muy reducido. Porque incluso mirando hacia el techo de la nave – por ejemplo, para colocar unos productos arriba con la ayuda de una carretilla elevadora – se necesitan unas condiciones visuales óptimas.

Además, son típicas de los almacenes las grandes áreas donde se entra raramente o por muy poco tiempo. Para ahorrar energía, se recomienda una solución de iluminación LED con sistema de gestión de la iluminación, incluyendo detección de presencia; así, solamente se encienden las luminarias cuando hay personas en el área de detección.